25 de noviembre de 2007

Dosjotas. Prohibiciones y relieves en Gran Vía de San Francisco, Plaza de España y Callao, Madrid.

[no pensar, no crear, no errar, no amar, no luchar, no sentir, no soñar, no dudar, no ser]


Tras el chivatazo de DosJotas de hace un par de días, empleé la fría mañana del domingo en ir a buscar los resultados de su última intervención en Madrid, Prohibiciones. Según el propio DosJotas:

Ser, pensar, sentir, amar, luchar, soñar, errar… acciones propias de las personas. Lo que nos hace humanos tan perfectos como imperfectos, tan sensitivos como racionales. Sin embargo al ser prohibidas, somos negados, convertidos en seres dedicados a una función especifica, dirigidos por un camino y sin posibilidades de escape.
El recorrido resulta de lo más fructífero. Comenzamos los disparos frente a la iglesia de San Francisco el Grande, en una pequeña zona ajardinada de la Gran Vía de San Francisco. Las prohibiciones concretas, más que probablemente orientadas al cuidado del césped por parte de viandantes con o sin perros, se convierten en prohibiciones más abstractas: "no crear", "no amar", "no luchar", "no errar", "no soñar".


Tras atravesar el viaducto y pasar por delante del Palacio Real inmerso en la intensidad del Sur Nos Forces Motrices de Dominique A [discúlpese el comentario off-topic], subo a la derecha hacia la Plaza de la Encarnación. Allí las placas son blancas y reflejan dos prohibiciones más: "no pensar" y "no errar".

La última parada, a la que llego con [con perdón] Humbert Humbert berreándome su última entrega de punk raro, es Plaza de España. Las prohibiciones se agolpan y conviven con placas que han guardado su mensaje original (no pisar el césped, perros no) e incluso encontramos una ausencia: la prohibición de "no dudar" ha sido arrancada, no sabemos si por alguien que la supo apreciar demasiado (o en su justa medida) o si fue un acto de esos que llamamos institucionales (podéis ver la placa aquí). Empezando por el reflejo de esa ausencia, la batería de nuevas prohibiciones se extiende a "no crear", "no luchar", "no sentir" y "no ser".


Tras haber terminado el recorrido y haber perdido la tapa de la cámara, regreso por Gran Vía hacia Callao, donde encuentro uno de los relieves (lo que yo siempre he llamado máscaras) de DosJotas en la esquina de Callao con la calle Preciados en su prolongación hacia Santo Domingo. No sé si es más reciente que las que aún sobreviven (Cabeza, Carretas, Ave María), pero no deja de sorprenderme que sigan apareciendo obras de esta serie que no había visto antes.

Y esto me recuerda, para finalizar, que ha desaparecido el primer relieve que fotografié, el del comienzo de la calle Calvario, en Lavapiés. Así ha quedado la esquina (podéis ver cómo estaba antes aquí):


[Y nada más, que pinchen en las fotos, como siempre, para mejor ver]

3 comentarios:

Paul M. dijo...

me ha encantado la idea de dosjotas!

y gracias, guille, por el -como siempre- estupendo paseo virtual!

un abrazo,

raull dijo...

Vaya, seguro que muchos ni se habrán dado cuenta, pese a que aseen el perrito por aahí a diario, jeje.
Genial como siempre.

Saludos,
raull.

Anónimo dijo...

Increible, no dejo de sorprenderme

Related Posts with Thumbnails