10 de septiembre de 2010

Diana Larrea: nuevas placas para las calles de Lavapiés (II): Sombrerete y Ministriles.

Gracias (gracias)a un comentario de Manuel en la entrada que ya dediqué a estas nuevas placas de azulejo que han aparecido en Lavapiés, me entero de que la responsable es Diana Larrea, y que su acción forma parte de un proyecto seleccionado para Madrid Procesos 10, convocatoria promovida por Artistas Visuales Asociados de Madrid (AVAM). Incluyo esta información aquí antes de mencionar las dos nuevas placas con las que me he encontrado, una en la esquina de las calles Tribulete y Mesón de Paredes, y otra al principio de la calle Ministriles, en lo que se conoce intermitentemente como Plaza de Xosé Tarrío.

Os dejo las fotos y tras ellas seguimos hablando del proyecto:

Calle del Sombrerete:


Y el "original":




Calle de los Ministriles:



Lo que reproduce la placa, a día de hoy:



Y el "original":



La justificación del proyecto de Diana Larrea es la siguiente:
El proyecto consiste en realizar una sutil intervención urbana en el madrileño barrio de Lavapiés con el propósito de señalar ante los viandantes el indudable estado de abandono que padece esta zona del centro de la capital. Basado en un elemento decorativo ya existente como son las placas de azulejos que denominan las calles del centro de Madrid, el proyecto consiste en producir e instalar en algunas calles de Lavapiés unas nuevas placas elaboradas por la artista que pongan en evidencia el actual aspecto de desamparo que sufren tantos edificios del barrio. De esta manera, se pretende destacar la indiferencia con que las autoridades municipales se ocupan de este enclave histórico.
La idea me parece buena, pero me rechina un poco lo del "estado de abandono" y el "aspecto de desamparo", y creo que es por dos razones: uno, porque yo fantaseaba con la idea de que las placas fueran un elemento artístico sin más significado o trasfondo, un guiño, una mirada simpática; y dos, porque las localizaciones elegidas me gustan mucho como están: me encanta el estado de la esquina de Cabeza, 6, ese muro de Embajadores, la esquina de Tribulete y la Plaza de Xosé Tarrío, en la que no veo, además, ese abandono y ese desamparo si no es (deduzco) en las muestras de graffiti que reproduce la placa de Diana Larrea. No es una crítica hacia el proyecto ni hacia la artista, sino sencillamente la constatación de una diferencia de mirada entre artista y espectador, que haberla siempre la hay.

Luego, investigando la obra de Larrea, he dado con que, pese que había visto sus pájaros de la Casa de América para Madrid Abierto 2004, en realidad me gustan más su Espiral Mudéjar (2008), la sorpresa de su Oasis (2007) junto a una obra de Sam3 en Murcia, su sarcasmo en Let's fall in LOVE (2007) y que tiñese de rojo una fuente en Arganda (2002) nada menos que cinco años antes que aquella sonada intervención sobre la Fontana de Trevi romana. Y ya.

3 comentarios:

MBI dijo...

Muy bueno. Es una entrada currada, de veras que es bueno tu blog.

Escrito en la pared dijo...

Gracias, MBI!

Un saludo.

DDarko1981 dijo...

muy buenas estas intervenciones,genial la idea y el concepto!

Related Posts with Thumbnails