15 de abril de 2009

Le leyenda de la calle de la Cabeza.

Hace ya algunos meses, estudiando con mis alumnos de 1º de ESO los géneros narrativos, y más concretamente la leyenda, di, en esa funesta herramienta que es nuestro libro de texto, con una pequeña joya (más por lo que descubría que por el texto en sí): "La cabeza delatora", extraído de la Antología de leyendas universales, de Vicente García de Diego, explicaba el origen del nombre de la calle de la Cabeza. Dejo la reproducción de la leyenda para el final de la entrada, detrás de las imágenes de algunas de las muchas obras de arte urbano que han pasado en los últimos años por esa calle de Lavapiés, sin duda una de mis calles favoritas. [Nótese que al parecer no es la única leyenda que explica el nombre de la calle]

De más antigua a más reciente:

Eltono, diciembre de 2003. En el número 6. Desaparecido, aunque hasta hace poco podía intuirse.



Eltono y Nuria, junio de 2004. En el número 35 (ahora un edificio de modernos apartamentos). Desaparecido.



Eltono y Nano4814, noviembre de 2005. A la altura del número 10. Hasta hace dos días, ambas podían verse o cuando menos intuirse.



Pequeño personaje anónimo, enero de 2006. A la altura del número 10. Desaparecido.



Galería Cabeza, 6, junio de 2006. En ese mismo número. Desaparecida, aunque tras la reja aún aguanta la aportación de La Cabeza Intermitente.



Nuria
, noviembre de 2006. A la altura del número 10.
Desparecido.



Eltono y Nuria, [imagen de] marzo de 2007. Aún puede verse de cuando en cuando, cada vez que los operarios del ayuntamiento limpian de carteles la fachada.



DosJotas, junio de 2007. En el número 2, frente a La Chilostra. Ahí sigue.



Rallito-X y E1000, junio de 2008. En el número 6.
Desaparecido.



La Cabeza Intermitente / Musaca, agosto de 2008. A la altura del número 10. Desaparecido.



Tec!, octubre de 2008. A la altura del número 12.
Desaparecido.



El "Mati y la luna" de Flix, marzo de 2009. Para Madrid Poster Art, sólo queda la luna.


Y ahora el texto de la leyenda:

Vivía en Madrid, en el siglo XVI, en la calle conocida hoy con el nombre de la Cabeza, un acaudalado caballero, poseedor de una gran fortuna en alhajas y objetos preciosos. Como su vida era tranquila, sólo tenía a su servicio a un antiguo criado que colmaba todas sus necesidades. No era éste muy fiel en su comportamiento, porque, sin poderlo evitar, envidiaba las riquezas de esta casa. Una noche llevó a cabo su proyecto; mientras su señor dormía, le cortó de un tajo la cabeza y después de robarle todo cuanto pudo cargar sobre sí, huyó con paso rápido de la casa. Al día siguiente marchó de Madrid, sin que la justicia pudiese dar con su paradero. Se instaló en una localidad donde nadie lo conocía, y cuentan que alí vivió muchos años. Mas cierto día tuvo necesidad de ir a Madrid para resolver unos asuntos y, libre ya de antiguos temores, realizó el viaje. En uno de sus paseos por la villa y al pasar por el mercado, se le ocurrió comprar una cabeza de cordero y la guardó en uno de los bolsillos de su traje. Se dirigió acto seguido hacia su fonda, sin advertir que la cabeza iba chorreando sangre y manchando la calle con un reguero continuo. Casualmente, un alguacil que caminaba detrás de él se acercó para preguntarle qué cosa llevaba en el bolsillo que chorreaba de tal manera. El antinguo criado repuso que una cabeza de cordero que acababa de comprar en el mercado, pero al sacarla del bolsillo para mostrársela, se encontró con la cabeza de su antiguo señor asesinado. Fue detenido por el alguacil y confesó por fin su crimen.

En memoria de este hecho, el rey Felipe II mandó esculpir una cabeza de cordero para que fuese colocada en la fachada de la casa donde había sido cometido el crimen. Aquel edificio fue conocido desde entonces con el sobrenombre de "Casa de la Cabeza" y más adelante dio el nombre a la calle.

7 comentarios:

Eltono dijo...

Genial la leyenda!

Por mi parte, la primera vez que pinte en la calle Cabeza fue antes, en el 2000 con Nuria, mira:

http://www.eltono.com/wp-content/gallery/spain/eltono-spain57.jpg

Esa puerta es de metal ahora.

Saludos!

MBI dijo...

Qué buena entrada, siempre me quedo clavada.....

la zebrita feliz dijo...

me encantan este tipo de historias dentro de este tipo de historias.
y que las compartas!

lacabezaintermitente dijo...

gracias por compartir la historia de la calle con nosotros, la verdad que ha sido nuestra calle predilecta...
siempre nos gusta intervenir por alli..........y más siendo La Cabeza Intermitente..........

de hecho tengo q decir q en nuestra primera intervención nos dirigimos alli...sin saber en ese momento que aquella era La Calle de La Cabeza, y tras realizarla miramos hacia arriba observando el nombre..........desde ese momento supimos a que lugar teniamos q ir!!!

Saludos!!!

dug_da_bug dijo...

muy gracioso la historia, gracias por compartirlo, y los comentarios.

has pensado en hacer un paseo guiado de los calles de madrid con su street art y historias?

saludos

dug

Escrito en la pared dijo...

Gracias a todos por los comentarios.

Eltono, esa fue más o menos la época en que yo empecé a seguiros la pista, no creas, con uno blanco pequeño que había en Salitre...

Dug, no creas que no lo he pensado, sólo me falta tiempo...

Saludos!

Miguel dijo...

Yo también me encontré algunas cosas curiosas. Os dejoel enlace por si queréis echar un vistazo.

http://madridfotoafoto.blogspot.com/2008/11/la-calle-de-la-cabeza.html

Nos vemos por Madrid

Related Posts with Thumbnails