19 de octubre de 2007

"Tumbas" en la Plaza de Cabestreros, Madrid.

[Ya sabía yo que me había olvidado yo de alguna fea plaza en la entrada anterior...]

El pasado sábado estuve un buen rato en el parque infantil que hay en la Plaza de Cabestreros (otra de esas plazas pasadas por el filtro del parking que han ganado en funcionalidad y perdido en gracia) y mientras veíamos a los niños jugar reparamos en que alguien había stencileado RIP en las cabeceras de los bancos de piedra que hay instalados allí. Las plantillas no eran muy buenas, pero la idea era sencilla y efectiva, algo que gana enteros en este blog en cuanto a las intervenciones se refiere.


La verdad es que los bancos casi lo sugieren solos: sobrios hasta el aburrimiento, con ese olor a bloque de piedra despersonificado y -de nuevo- funcional. Tumbas genéricas, perfectamente alineadas, anónimas, baratas, feas, como las queráis definir. Supongo que al fin y al cabo una manera más de criticar la zafia política del Ayuntamiento de Madrid para las plazas de este (y otros) barrios de la capital.

1 comentario:

chica de rojo dijo...

Me parece fantástica la intervención. Y tu última foto muy efectiva.
Hay que encontara alguna manera de parar la desertización de las plazas de Madrid, el espacio más importante de la ciudad, que se están transformando constantemente en desiertos de granito y hormigón una tras otra

Related Posts with Thumbnails