10 de junio de 2015

Piel de serpiente | Valdemoro

Llega el verano (aunque sólo sea en temperaturas) y con él la piel de serpiente, esa sensación extraña de caminar al sol con un cincuenta por ciento de emoción y un cincuenta por ciento de tensión producto de una algo peregrina historia de hace más de dos décadas. Un cumpleaños familiar en Las Bolitas y una hora de margen. El resultado, un paseo circular entre campos de trigo, conejos asustados, ruinas y naves abandonadas cubiertas de graffiti. Y una serpiente.

Pinchen en la primera y sigan desde ahí.

Related Posts with Thumbnails