10 de enero de 2013

Muro histórico municipal

Imagino la nota de prensa...

El Ilustrísimo Ayuntamiento de Madrid, en un nuevo superarse a sí mismo, ha dado un paso de gigante en su particular batalla (loado sea El Señor) contra el graffiti y el arte urbano (vade retro, Satanás). En las últimas semanas, el Consistorio, dirigido con gracia sublime por la firme e ilustre mano de la magnífica Ana Botella, ha venido señalizando como "muro histórico municipal" algunas paredes del centro de la ciudad, allí cargadas de solera y significado castizo, allá símbolo de lo ganado por el Ayuntamiento para los madrileños. A esta nueva denominación, se ha incorporado en los carteles el texto "Se ruega no pintar, no pegar", siempre con el objetivo de salvar esos significativos muros de los ataques vandálicos provenientes de los mal llamados artistas urbanos. Entre los muros rescatados para mayor gloria de la ciudad y regocijo de todo madrileño de bien, destacan la pared (hoy de un blanco inmaculado) junto a la que generaciones de jóvenes sin futuro han hecho cola durante años con el objetivo de entrar a una sala de fiesta llamada Nasti, en busca de quién sabe qué; un muro perdido en la esquina de las calles Santa Bárbara y San Joaquín, mancillado en su día por el graffitero Sam3; la fachada del número 34 de la calle San Bernardo, donde tuviese su sede la en su día rojísima librería Fuentetaja; el número 12 de la calle de la Cruz Verde, antiguo nosesabemuybienqué y muestra hoy de las victorias del ilustre ocre del Ayuntamiento sobre las desmedidas y poco decorosas muestra cromáticas del graffiti; el homenaje al Ladrillo que se puede contemplar en la esquina de las calle del Álamo y de San Ignacio de Loyola y bla bla bla...

Bueno, fin del pitorreo. Venga, ¿de quién es (era) esto?. Porque mola.





Las fotos que siguen se las he tomado prestadas a Rafael Reviriego, de Arte en la calle. ¡Gracias!



5 comentarios:

Stultifer dijo...

Debe ser una campaña oculta de IKEA sobre la República Independiente de tu casa.

Anónimo dijo...

Sin duda esos carteles no están puestos por el Ayto. El escudo no es el oficial...

Anónimo dijo...

Pues claro que no! De eso va la cosa jajaja. ¿Y las plantillas que asoman en la quinta foto?

Mordicai dijo...

Se os pasao el día de los Inocentes...peri, bueno, visto el percal que tenéis por allá abajo no me extrañaría nada que fuera cierto. Ojito, con dar ideas.

Anónimo dijo...

Me parece una gran idea si por fin se acaban los garabatos insulsos y la suciedad que generan estos MAL llamado Graffiteros. Basta ya de pintadas y firmas en las paredes, algún día terminara esta lacra de la sociedad

Related Posts with Thumbnails