1 de abril de 2014

A vueltas con Instagram

Iba siendo hora de un post sobre el tema...

He comentado muchas veces cómo Escrito en la pared nunca ha tenido vocación de exhaustividad, de querer recoger absolutamente todo lo que iba encontrando (no digamos ya "ocurriendo") en la calle. En la calle hay cosas que me gustan más y cosas que me gustan menos (como nos pasa a todos), y sobre todo no todo lo que encuentro me da para contar una historia o armar una entrada que tenga un poco de forma, algo que se ha convertido en esencial para este blog. 



Durante un tiempo, esto me creó cierto dilema (casi moral), porque me hacía dejar fuera cosas que me gustaban, pero que no conseguía encajar aquí, en el blog. Durante un tiempo volqué esa inquietud en aquellas misceláneas caóticas y desbaratadas que no eran sino un cajón de sastre sin demasiado sentido. pero entonces apareció (o llegué a) esto de Instagram. Y se acabaron los dilemas, porque por la cuenta en Instagram de Escrito en la pared (en realidad @guilloso) pasa todo, aquello que luego toma forma en Escrito (luego, porque en Instagram no tengo que pensar demasiado) y aquello que no, lo que me permite compartir todo lo que, por una u otra razón, me interesa. En el Escrito de Instagram están el arte urbano y el graffiti, claro, pero están también las imperfecciones urbanas, las vallas, las cintas, los conos, ese arte inconsciente de quienes tapan los graffitis y sí, también alguna que otra historia algo más personal. Así hasta más de 3300 imágenes a día de hoy. Si os parece, seguimos viéndonos por aquí, pero si os queréis pasar también por allá...

Related Posts with Thumbnails